Análisis

CAMBIO CLIMÁTICO: África unida rumbo a Copenhague

Publicado el: Miércoles, 26 de agosto del 2009

niger-climate-change

por Omer Redi Ahmed

ADÍS ABEBA, 25 ago (IPS) – Gobernantes africanos discuten una propuesta común para llevar a la cumbre sobre cambio climático de diciembre en Copenhague y para reclamar miles de millones de dólares en compensación por el impacto del fenómeno en este continente.

Es hora de que África participe de forma más agresiva en las negociaciones sobre cambio climático para que sus intereses sean tomados en cuenta en las propuestas globales para contener el fenómeno, declaró el presidente de la Comisión de la Unión Africana (UA), Jean Ping.

La falta de consenso entre los países africanos limitó en anteriores oportunidades su capacidad negociadora. A fin de evitar que suceda lo mismo, se realizó el lunes un encuentro de alto nivel en la capital de Etiopía para discutir una propuesta conjunta que se llevará a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, a realizarse en Copenhague en diciembre.

Especialistas africanos y altos representantes de los estados miembro de la UA recomendaron pedir entre 67.000 millones y 200.000 millones de dólares al año para compensar el impacto del cambio climático.

Todavía no se conocen los detalles de la propuesta, por lo que no se sabe cómo la Conferencia de jefes de Estado y de Gobierno de la UA sobre Cambio Climático (CAHOSCC) pretende calcular el monto que cada país industrializado debe aportar, por cuánto tiempo deberá hacerlo, cómo se distribuirá el dinero ni quién controlará el gasto.

Se conocerán más detalles una vez que la propuesta sea aprobada por los gobernantes en la reunión que mantendrán en Trípoli el 31 de este mes. Etiopía, que encabeza la CAHOSCC, fue designado responsable de elaborar el borrador.

La CAHOSCC está integrada por los presidentes de la UA y de la Comisión de la UA, representantes de Argelia, Etiopía, Kenia, Mauricio, Mozambique, Nigeria, República Democrática del Congo (RDC) y Uganda.

También por los presidente de la Conferencia Ministerial Africana sobre Ambiente y el grupos de Negociadores Técnicos sobre Cambio Climático de todos los estados miembro.

“Billones de dólares no bastarán para compensar el daño. Por ello deben evaluarse las consecuencias antes de proponer una cifra”, indicó Abebe Haile Gabriel, director del departamento de economía rural y agricultura de la UA.

IMPACTO EN ÁFRICA

Los especialistas sostienen que África ha contribuido muy poco a las emisiones de gases invernadero, a los que la mayoría de los científicos atribuyen el recalentamiento planetario, responsable del cambio climático, pero será donde más se sentirán las consecuencias de sequías, inundaciones, olas de calor y elevación del nivel del mar si no se logra contener el fenómeno.

“El desarrollo africano está en riesgo si no se toman medidas urgentes para atenuar las consecuencias del cambio climático”, señaló Ping a los participantes de la cumbre de Etiopía. “Afectará a la productividad, aumentará la prevalencia de enfermedades y la pobreza y ocasionará conflictos y guerras”.

El equipo de Etiopía, encabezado por Neway Gebreab, jefe de asesores económicos del primer ministro Meles Zenawi, propuso que su país encabece las negociaciones de la CAHOSCC.

“Etiopía ha estado muy interesado en el impacto del cambio climático en el continente y mantiene relaciones con autoridades y especialistas en la materia y consideramos que puede poner su conocimiento al servicio de África”, dijo Neway a IPS.

El resto de los funcionarios de la UA coincidieron con él.

“Etiopía es clave porque sus gobernantes comprenden la cuestión del cambio climático y están interesados en el asunto”, declaró a la prensa Rhoda Peace Tumusiime, comisaria de economía rural y agricultura de la UA.

A principios de este año, el primer ministro etíope Zenawi instó a los países ricos a compensar a África por las consecuencias del cambio climático y alegó que la contaminación del hemisferio norte pudo tener consecuencias sobre la devastadora hambruna que aquejó a este país en los años 80.

Las naciones pobres soportan 90 por ciento de las consecuencias económicas y del impacto sobre las vidas humanas del cambio climático, según un estudio divulgado en mayo por el Foro Humanitario Global, organización suiza creada en 2007 por el ex secretario general de las Naciones Unidas Kofi Annan, y la canciller de Suiza, Micheline Calmy-Rey.

Sin embargo, los 50 países más pobres liberan a la atmósfera menos de uno por ciento de las emisiones de dióxido de carbono.

Los seis gases invernadero mencionados en el Protocolo de Kyoto son dióxido de carbono, metano, óxido nitroso, hexafluoruro de azufre, hidrofluorocarbonos, perfluorocarbonos.

África es la región más vulnerable al recalentamiento global y donde están 15 de los 20 países en peor situación, según el estudio. Otras zonas en riesgo son Asia meridional y los pequeños estados insulares.

Las naciones en desarrollo acusan a las ricas de no disminuir sus emisiones de gases invernadero y de pretender que los países más pobres asuman un mayor papel sin brindarles asistencia ni tecnología para ello.

La conferencia de Copenhague debe ponerse de acuerdo sobre un protocolo que reemplace al de Kyoto.

Ese convenio de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), acordado en esa ciudad japonesa en 1997 y en vigor desde 2005, obliga a 37 países industrializados a reducir sus emisiones de gases invernadero en al menos 5,2 por ciento para 2012, respecto de los niveles de 1990.

El tratado que reemplace al Protocolo de Kyoto deberá ser ratificado en la 15 Conferencia de las Partes de la CMNUCC, a realizarse en la capital danesa del 7 al 18 de diciembre.

El secretario ejecutivo de la CMNUCC, Yvo de Boer, declaró que sólo hubo un “avance selectivo” en lo que respecta al borrador de 200 páginas que se discutió en Bonn a principios de este mes, en una de las reuniones preparatorias del encuentro de Dinamarca.

Los gobernantes africanos decidieron en la cumbre realizada en la localidad libia de Sirte, en julio, que este continente debía estar representado por una delegación con una postura única y con el mandato de reclamar una indemnización.

La iniciativa es una señal de la importancia que adquirió el cambio climático en este continente, según Tumusiime.

África se ha caracterizado por tener una postura pasiva en lo que respecta al diseño de respuestas globales al cambio climático. “Pero ahora la situación es diferente. Los gobernantes africanos reconocen que es un asunto muy importante”, remarcó.

Fuente: IPS

Comentarios

comments