Charlas en Amauta

Terrorismo sindical

Publicado el: Lunes, 14 de septiembre del 2015


*El lenguaje utilizado en este podcast puede ofender a algun@s.

Las declaraciones del sindicalista Fabio Chaves, lanzaron a nuestros medios de comunicación en una campaña de victimización que lamentablemente se ha vuelto costumbre cada vez que cualquiera cuestiona o responsabiliza el papel de la misma en nuestra realidad nacional.

Existe una pregunta que debemos hacernos:
¿Son los medios de comunicación responsables de crear o causar un ambiente de confrontación nacional?

También comentamos sobre las desafortunadas declaraciones del presidente Luis Guillermo Solís con respecto a los refugiados sirios

Comentarios

comments

  • Marvin Amador

    Más allá del hecho de la nota haga un llamado al debate, resulta particularmente curioso que llamen “terrorismo sindical” a este tipo de hechos, y que lo anuncien
    con un buen titular, pero que no hayan hecho lo mismo respecto a lo que, más o menos bajo los mismos criterios, podría llamarse “periodismo terrorista”, o
    “terrorismo periodístico”, en vista del irresponsable, cínico, hipócrita, política-económica e ideológicamente manipulado e interesado manejo de contenidos –que ahora son, ya, de hecho, prácticas sistemáticas y recurrentes– del periodismo y de las “propuestas” de contenidos de los grandes medios de este país, desde las cuales se da el ocultamiento de ciertos hechos de relevancia nacional, y se reiteran hasta el colmo otros ciertos hechos no necesariamente tan relevantes, pero que interesan al empresariado, en general, o al empresariado de los medios, en particular.

    Un pequeño ejemplo de actualidad: este lunes recién pasado, Telenoticias sacaba una nota de un par de fulanos que se robaron un par de zapatos y unas camisas de una tienda en algún lugar del país, un hecho sin trascendencia para la realidad nacional. Como contrapartida, resulta que ya van tres semanas desde que se anunció la demanda del Estado precisamente al canal 7 por un desfalco de 1500 millones de colones en impuestos, y eso no aparece ni siquiera como un
    cintillo en ninguno de los noticieros de ninguno de los medios (¡ni siquiera en el del canal 13, que es el más decente!) , a pesar de que obviamente se trata de un
    hecho que, dada la función social y el impacto en la opinión pública que ese medio tiene, es de fundamental trascendencia, en vista del impacto que tendría
    en la credibilidad y la legitimidad por parte de la ciudadanía en los medios
    (¡son la segunda institución de mayor nivel de confianza, después de la UCR,
    según estudios de la misma UCR).

    Otro ejemplo es la ausencia absoluta de información y de pluralismo sobre el necesario debate relativo a la requerida nueva ley de Radio y Televisión, un asunto que toca lo más álgido de este inconmensurable privilegio del que goza cierto empresariado nacional y que le impide a otros actores sociales tener acceso al espectro radioeléctrico, un bien que es público, y nunca una dote privada sujeta a los avatares del mercado.

    Así las cosas, me resulta terriblemente desafortunado que se invite a este debate a partir de un sesgo de este nivel, con el que, a pesar del “buen espíritu” de provocación a la discusión sana, de alguna manera se repite la práctica malsana de los medios de torcer los hechos para “llamar la atención”.

  • Marvin Amador

    Más allá del hecho de que la nota haga un llamado al debate, resulta particularmente curioso que llamen “terrorismo sindical” a este tipo de hechos, y que lo anuncien con un buen titular, pero que no hayan hecho lo mismo respecto a lo que, más o menos bajo los mismos criterios, podría llamarse “periodismo terrorista”, o “terrorismo periodístico”, en vista del irresponsable, cínico, hipócrita, política-económica e ideológicamente manipulado e interesado manejo de contenidos –que ahora son, ya, de hecho, prácticas sistemáticas y recurrentes– del periodismo y de las “propuestas” de contenidos de los grandes medios de este país, desde las cuales se da el ocultamiento de ciertos hechos de relevancia nacional, y se reiteran hasta el colmo otros ciertos hechos no necesariamente tan relevantes, pero que interesan al empresariado, en general, o al empresariado de los medios, en particular.

    Un pequeño ejemplo de actualidad: este lunes recién pasado, Telenoticias sacaba una nota de un par de fulanos que se robaron un par de zapatos y unas camisas de una tienda en algún lugar del país, un hecho sin trascendencia para la realidad nacional. Como contrapartida, resulta que ya van tres semanas desde que se anunció la demanda del Estado precisamente al canal 7 por un desfalco de 1500 millones de colones en impuestos, y eso no aparece ni siquiera como un
    cintillo en ninguno de los noticieros de ninguno de los medios (¡ni siquiera en el del canal 13, que es el más decente!) , a pesar de que obviamente se trata de un
    hecho que, dada la función social y el impacto en la opinión pública que ese medio tiene, es de fundamental trascendencia, en vista del impacto que tendría
    en la credibilidad y la legitimidad por parte de la ciudadanía en los medios
    (¡son la segunda institución de mayor nivel de confianza, después de la UCR,
    según estudios de la misma UCR).

    Otro ejemplo es la ausencia absoluta de información y de pluralismo sobre el necesario debate relativo a la requerida nueva ley de Radio y Televisión, un asunto que toca lo más álgido de este inconmensurable privilegio del que goza cierto empresariado nacional y que le impide a otros actores sociales tener acceso al espectro radioeléctrico, un bien que es público, y nunca una dote privada sujeta a los avatares del mercado.

    Así las cosas, me resulta terriblemente desafortunado que se invite a este debate a partir de un sesgo de este nivel, con el que, a pesar del “buen espíritu” de provocación a la discusión sana, de alguna manera se repite la práctica malsana de los medios de torcer los hechos para “llamar la atención”.

Martes, 27 de junio del 2017
La situación en Siria continúa siendo crítica, muchos han decidido tomar bandos sin antes haber analizado la situación a profundidad; por lo que decidimos explicar en detalle lo que...
Encuestas
    • ¿Se debe permitir la Fertilización In Vitro en Costa Rica?

      Cargando ... Cargando ...